Huertos solares

Los usos de la energía solar han traspasado los límites imaginables, el desarrollo de este recurso surgió como una alternativa a los combustibles fósiles y para poder justamente eliminar la terrible dependencia que las naciones estamos teniendo con respecto al gas y al petróleo.

Pero debido a las arduas investigaciones y técnicas que se han empleado para poder llevar a cabo esta tarea, se han descubierto otras formas de aprovechamiento de la energía solar, más precisamente el armado de huertos solares. Estos ofrecen una particularidad tanto a las familias como a las empresas que incluye la posibilidad de convertirse en propietarios de pequeñas instalaciones solares fotovoltaicas agrupadas en una parcela.

Los gastos que implican los huertos solares se reducen cuando compartimos el terreno y los costos de vigilancia, instalación, mantenimiento e infraestructuras. Es también muy común que en países industrializados la gente se pregunte ¿Por qué no utilizar el balcón de forma provechosa para plantar manzanilla, ajo o mostaza?; cultivar en nuestros balcones plantas aromáticas u hortalizas nos permite disponer de cantidades de alimentos naturales: albaca, perejil, pimientos, menta, lavanda y pequeños tomates, entre otros. Este proyecto puede hacerse realidad siempre y cuando llevemos a cabo la idea de instalar huertos solares; como nos hemos percatado existen dos clases de estos: los que se utilizan con un fin comercial y los destinados a uso particular.

Huertos solares particulares

foto-huerto-solarTener un huerto solar en casa es una excelente alternativa, el único requisito que debemos cumplir es contar con un espacioso balcón o terraza para poder instalar el equipo fotovoltaico; dependiendo de donde ubiquemos las macetas, colocaremos los paneles correspondientes.

Estos cuentan con soportes para evitar que caigan sobre las plantaciones y a la vez con un equipo de protección exterior en caso de lluvias inesperadas; en los huertos solares particulares suele cultivarse ajo, tomates, perejil, anis, mostaza, etc; antes de realizar la plantación será necesario instruirnos con respecto a las condiciones de la tierra, por ejemplo, el perejil necesita de un suelo húmedo para que, con la ayuda del sol, crezca más rápido. Para que un huerto solar casero funcione de manera adecuada debemos seguir los siguientes consejos: no utilizar demasiado fertilizante, ni sembrar muy hondo la planta; no se debe regar en exceso como tampoco amontonar tierra sobre la raíz de la misma y, por último no debemos elegir la planta equivocada, es decir, si elegimos una planta que necesita al menos 6 horas de sol y la plantamos en un lugar que sólo posee 4 horas, entonces será dificultoso su crecimiento.

Huertos solares comerciales

huertos-solares

Los impulsores de los huertos solares ubican sus instalaciones en puntos de muy alta radiación solar y con gran cantidad de horas de sol, esto les garantiza una producción elevada y por ende rentable; los expertos en este negocio afirman que ellos “traen el pan” a su casa sin contaminar el ambiente y por eso se asume que dicha empresa será una de las más elegidas por los pequeños comerciantes. Los inversores actuales están apostando fuerte a las energías renovables, los huertos solares en la mayoría de las regiones están apoyados por decretos que obliga a las compañías eléctricas a comprar toda energía producida por dichas instalaciones a un precio estipulado.

Vemos aquí una doble ventaja; no sólo se comercializa lo que es cultivado o sembrado, sino también se vende energía extra generada por los paneles solares fotovoltaicos. Cada instalación individual requiere de una inversión de al menos € 50,000, la misma se amortiza en un período de 10 años; las compañías precursoras están asumiendo el rol de concientizadoras posibilitando los pagos mediante los ingresos que se generen de dichos artefactos.

Los huertos solares están equipados con un sistema de seguimiento automatizado de sol para poder obtener hasta un 40% más de rendimiento que los sistemas fijos; los fabricantes de estos dispositivos afirman que su producción no baja del 80% durante 25 años. El único inconveniente que los huertos solares poseen se relaciona con la inversión  para poder poner en marcha el proyecto; el precio de los terrenos es bastante elevado y el costo de las placas se ha disparado por las excesivas demandas, de todas formas se cree que la situación se estabilizará con el correr de los años cuando se haya masificado la producción de placas solares.

Placas solares

 

 
 
 
(C) Instalación de energía solar - los artículos aquí publicados se hallan debidamente registrados