Las placas solares como herramientas de la enregia renovable

La placa solar se ha vuelto un dispositivo muy comun en algunos países europeos, es que la energía solar fotovoltaica está en un gran período de expansión; las posibilidades de obtener energía gratuita, segura y no contaminante ha llevado a la mayoría de los individuos a considerar a las fuentes renovables como una alternativa a futuro. Pero para construir estos dispositivos se necesitan de una conjunción de factores económicos, entre ellos subvenciones y un eficiente desarrollo de la tecnología; la estructura de una placa solar es extremadamente avanzada y para lograr confeccionar todos sus componentes se necesita de mucho dinero y dedicación.

Estructura y partes de la placa solar

La estructura de una placa solar es la que marca la diferencia entre los conceptos “módulos”, “paneles” y “placas”; estas últimas suelen tener una vida útil más elevada y al mismo tiempo componentes más complejos. La estructura de una placa solar de tipo fotovoltaica está destinada a producir electricidad, dentro de sus accesorios, lo más conocidos son los materiales semiconductores los cuales captan los fotones transmitidos en la luz solar para luego transformarlos en una corriente continua de electrones, más conocida como electricidad. Los materiales que forman parte de la estructura de una placa solar están organizados en conjuntos de células las cuales pueden estar interconectadas en serie o en paralelo y al mismo tiempo protegidas por un vidrio en su parte superior y por diversas capas de plástico en su parte posterior. Dichos materiales se dividen en: monocristalinos, policristalinos y amorfos; los primeros son los de mayor calidad, aunque en los últimos años los policristalinos han tomado ventaja, pero actualmente su rendimiento sigue siendo superior.
estructura-placas-solares

estructura-placa-solar

Los materiales policristalinos son conocidos en el mercado por alcanzar grandes niveles de efectividad, son costosos pero no más que los primeros; por último tenemos los de tipo amorfos los cuales presentan un alto grado de desorden en la estructura de los átomos, debido a que simple construcción, son los más baratos. La estructura de una placa solar está también compuesta por los ya conocidos “captadores solares”; éstos se utilizan fundamentalmente cuando hablamos de paneles solares térmicos para poder acumular calor y luego transferirlo al agua que utilizaremos en grifos, duchas y circuitos de calefacción. Entre estos accesorios encontramos los colectores solares planos constituidos por placas absorbentes y un mínimo de reflexión, de esta forma se aprovecha mucho más la energía solar captada minimizando las pérdidas. Dichos colectores están soldados a la placa mientras que un serpentín de tubos calienta el líquido que se sitúa en el interior, toda su construcción se encuentra resguardada  por un cristal muy resistente con el fin de soportar los cambios abruptos de temperatura.

Construir una placa solar

Para construir este tipo de dispositivo debemos contar con materiales específicos e imitar de la mejor forma posible los componentes de la estructura de una placa solar; lo que necesitaremos básicamente es: un radiador de calefacción, una chapa de hierro, madera de 9 cm de ancho y 2 cm de grosor, tira aislante de porexpan de 9 cm, una plancha aislante de porexpan de 86 x 141 cm, dos flexos de ½ pulgada, vidrio, aerosol de pintura negra, cantoneras de aluminio y un termostato de máquina de lavar.

Para comenzar la confección de la estructura de la placa clavaremos las maderas laterales a la chapa de hierro, haremos agujeros por todo el contorno de la chapa de hierro a una distancia de entre 10 y 15 cm. Posteriormente cortaremos las maderas laterales para que hagan un marco cerrado, las pintaremos con tratamiento para madera exterior y pondremos la chapa encima de las madera ajustándola hasta que quede amarrada para clavar los tirafondos por los agujeros. Daremos vuelta la chapa y en la otra cara aplicaremos el porexpan en su interior; pintaremos una cara del radiador con pintura negra dejando dos conexiones en ángulos opuestos mientras que las otras estarán tapadas con un tapón. Ubicaremos el radiador por encima del porexpan y haremos agujeros en las maderas para pasar el flexo y el captador del termostato; por último colocaremos las cantoneras de aluminio a la medida del conjunto y los vidrios en los laterales.

Placas solares

 

 
 
 
(C) Instalación de energía solar - los artículos aquí publicados se hallan debidamente registrados