Reflectores solares

 

Como todos sabemos, la iluminación es un punto sumamente importante que no debemos olvidar a la hora de decorar un ambiente, ya sea exterior o interior. En este artículo, hablaremos específicamente de los reflectores solares y debemos decir en este caso, que se trata del tipo de artefactos luminosos que se colocan en el exterior del hogar, para iluminar exclusivamente el jardín.

reflectores solares con diseñoEl funcionamiento de este tipo de lámparas se da exclusivamente con la energía y luz del sol, es decir, no requiere de ninguna conexión extra, cables o artefactos eléctricos. Lo único que debemos hacer es ubicarlos en distintos puntos clave de iluminación del jardín y en este caso, no debemos olvidar los accesos hacia el hogar: Portones, senderos, caminos, puertas y demás.

Es muy importante que estos ingresos estén iluminados para que podamos ver en donde pisamos y con qué nos topamos al ingresar o al egresar del hogar, al igual que los invitados que son personas que quizás no vienen seguido a nuestra casa y no conocen el camino. Los reflectores solares, también deben iluminar lugares tales como quinchos, esculturas, fuentes, piscinas, huertas, árboles, etcétera. Representan una manera de resaltar los puntos más decorativos del jardín ya que por más de que contemos con una decoración excepcional y maravillosa, si no cuenta con una buena iluminación, durante la noche no se podrá apreciar y es una lástima. Lo que sí o sí, debemos tener en cuenta con respecto a los reflectores solares es que si bien no requieren de una instalación extra, los colectores o paneles solares sí y deben estar ubicados cerca de los reflectores. Si se trata de grandes reflectores, la distancia a la que pueden estar los paneles es más amplia, pero si son pequeños, es necesario que los reflectores estén cerca para una mayor y mejor captación de los rayos solares que luego harán que el funcionamiento de los mismos pueda cumplirse. Hay quienes piensan que este mecanismo no es para nada fructífero, sin embargo, con los grandes avances de la tecnología en la actualidad podemos estar seguros de que sí dan resultado.

   

Infinidad de modelos

 

reflectores solares muy potentesLas empresas que se dedican pura y exclusivamente a las energías renovables y sustentables, diseñan y fabrican infinidad de modelos de lámparas solares y de paneles solares de variados tamaños, porque no solamente se trata de poder hacer que el funcionamiento de los mismos sea óptimo, sino que además se dedican al diseño y le prestan la debida atención al resto de la decoración del sitio en donde serán colocados dichos reflectores. Gracias a los avances de la tecnología, como bien hemos dicho antes, ya se le puede dar más atención a estos aspectos, haciendo que el producto no solamente sea funcional, si no también estético.

Lo que hacen los reflectores solares, es lo siguiente: Captan toda esa energía y luz que brinda el sol durante el día y la acumula y no hace falta que las encendamos cuando el sol baja, ya que las mismas poseen un sistema inteligente que capta la oscuridad e inmediatamente se enciende, impidiendo que el sector se encuentre a oscuras en todo momento.

La principal ventaja que presentan este tipo de artefactos, es que tan solo debemos pensar en los gastos que conllevará la compra de los reflectores solares (teniendo en cuenta tamaños y cantidad, ya que en estos casos variarán los precios), los paneles y también su instalación. No diremos que es algo barato, por el contrario, es una inversión inicial que debemos afrontar, pero una vez que todo esté comprado, instalado y en funcionamiento, podremos ver como dan sus frutos. Los gastos de electricidad se reducirán notablemente casi a la mitad a lo que estamos acostumbrados a pagar y no solamente eso sino que además, debemos pensar que estamos haciendo uso de una energía renovable que no todo el mundo sabe que puede aprovechar y lo bueno es que no se agota, por lo que podemos usar cuanto deseemos.

Es una fuente de energía renovable e inagotable, por eso es que debemos estar tranquilos de que no estamos causando ningún tipo de daño a la naturaleza, al contrario, la estamos beneficiando, haciendo uso de la misma, aprovechándola al máximo, reduciendo el calentamiento global. Es un método que no contamina, no perjudica al medioambiente y además, acorta nuestros gastos hasta la mitad, brindando el mismo funcionamiento que una lámpara o reflector que funciona a energía eléctrica. Muchas personas creen que las lámparas que brindan luz mediante la energía solar no son muy efectivas y su vida útil es corta, sin embargo, no hay nada más errado que esa afirmación. Si contamos con el presupuesto y con las ganas de que el proyecto pueda llevarse a cabo, no lo debemos pensar más, este método y opción no nos proporcionará más que ahorro, alegría y bienestar.