Cargador solar portátil

 

Un cargador solar portátil es un dispositivo que nos permite recargar las baterías de diferentes dispositivos móviles sin importar donde estemos utilizando energía solar. Hasta no hace mucho tiempo la energía solar no se utilizaba para la carga de dispositivos portátiles, sin embargo en los últimos tiempos ha habido mucha investigación tecnológica en este aspecto, dando como resultado, entre otros, los cargadores solares.

cargador solar portatil en la manoPero, ¿cómo funciona un cargador solar portátil? Este pequeño aparato cuenta con una placa con celdas fotovoltaicas que transforman la energía solar en eléctrica. Los tipos de aparatos electrónicos que pueden recargarse de esta manera son varios. Entre ellos podemos encontrar principalmente los teléfonos celulares, seguidos por laptops, dispositivos mp3, mp4 y cámaras digitales entre otros. Los equipos que se podrán recargar dependerán de las conexiones del cargador. Por lo general el aparato viene con un tipo de conexión de base, sin embargo si necesitamos cargar un dispositivo que no encaja podremos comprar un adaptador.

Existen adaptadores de diferentes formas y tamaños que nos permiten brindarle energía a múltiples tipos de equipos electrónicos. En el interior del cargador portátil encontraremos una batería que almacenará la energía producida hasta el momento de utilizarla. Muchas veces ocurre que el momento de producción de la energía eléctrica no coincide con el momento en el cual decidimos cargar nuestros dispositivos, por lo cual es importante que pueda existir un lugares donde almacenar la energía en el entretiempo. Debido a que los aparatos electrónicos que son recargados son bastante sensibles, el regulador también es un elemento importante del cargador. Este enviará una energía pareja al dispositivo en sí, de manera de asegurar que no sufra una sobrecarga, ni que tampoco se cargue de menos.

   

Para todos los equipos

 

cargador solar portatil con tecnologia de puntaLos cargadores portátil son utilizados especialmente en ocasiones donde nos alejamos por unos días de una fuente de energía tradicional, como cuando vamos a acampar. Aunque no parezca, un cargador puede llegar a garantizar nuestra seguridad, debido a que, por ejemplo, podemos llegar a cargar nuestros teléfonos celulares con el mismo. El teléfono celular siempre es un buen medio de comunicación en caso de emergencia, por lo cual mantenerlo siempre con batería nos puede llegar a dar gran seguridad. El cargador asimismo puede ser útil cuando pensamos en nuestra diversión. Muchas veces los mejores momentos de las vacaciones o de las escapadas se ven amargados debido a que nuestra cámara digital no tiene batería. El hecho de tener un cargador tradicional hará que no tengamos que depender de ninguna fuente de energía tradicional y que podamos cargar las baterías en cualquier momento.

Cuando nos fijamos qué tipo de cargadores hay en el mercado generalmente nos encontramos con una gran variedad de productos. Tenemos desde los cargadores más simples y económicos hasta los más complejos, los cuales por lo general vienen con una pantalla que nos permite ver la carga del mismo y una carcasa resistente al agua. Aunque esta última parezca innecesaria será importante, debido a que en la gran mayoría de los casos el dispositivo portátil es utilizado en el exterior y siempre corremos el riesgo de que se moje y deje de funcionar.

En relación a la capacidad de un cargador portátil, la batería de uno promedio almacena alrededor de 2200 amperios por hora y ofrece 1000 Ma/5V de salida. Lógicamente cuanto más caro es el modelo al que acudimos, probablemente más capacidad de entrada y de salida tenga el dispositivo en cuestión. Hoy en día internet es uno de los mejores lugares para averiguar precios. Aquí podremos comparar en el mismo momento varios modelos diferentes a la vez, y obtener a partir de los catálogos todas las especificidades en relación al modelo. Esto nos ahorra muchísimo tiempo, y hace que podamos obtener toda la información sin movernos de nuestra casa. Para aquellos que viven en Latinoamérica es importante tener en cuenta que como la mayoría de los cargadores solares son fabricados en Europa y estados unidos, los mismos serán importados y vendrán en precio dólar o en precio de la moneda local al cambio oficial. Si lo compramos en dólares y realizamos el pago en efectivo por lo general con algunas empresas podemos llegar a obtener descuentos bastante importantes. Debido a que los cargadores no son productos tan caros, esta es una buena solución.

Entonces, para los amantes de la naturaleza y de las excursiones largas no podemos más que ratificar la utilidad del cargador portátil: este es un excelente medio para obtener energía en cualquier lugar de manera rápida, segura y limpia para con el medio ambiente. Hoy en día hasta podríamos decir que salir equipado sin uno de estos cargadores es algo inusual. La mayoría de la gente por más que vaya de campamento siempre lleva algún dispositivo que necesite suministro electrónico, por lo cual podemos afirmar que hoy en día el cargador portátil es algo casi de primera necesidad.