Cargador solar

 

Un cargador solar es un dispositivo que logra recargar baterías y pilas obteniendo su energía del sol. Este es un dispositivo que resulta muy práctico por varias razones : la primera de ellas es justamente que no depende de una fuente de energía fija, y puede funcionar en cualquier momento y lugar, y la segunda es que como su tamaño es bastante pequeño resulta un elemento bastante trasladable.

cargador solar pequeñoHoy en día la industria que más se está beneficiando de los cargadores solares es la de los teléfonos celulares. Muchas veces llevamos nuestro teléfono móvil a lugares donde resulta difícil encontrar una fuente de electricidad fija para cargar su batería. Por ejemplo, si vamos de camping cerca de un río donde no haya luz, probablemente tendremos problemas para recargar nuestro teléfono: aquí es donde entrará en juego el cargador solar. A continuación desglosaremos un poco el funcionamiento de un cargador solar.

¿Cómo hace este pequeño aparato para funcionar de manera tan eficiente y de manera tan independiente? El cargador solar tiene en su interior una placa solar que transforma este tipo de energía en energía eléctrica. La placa tiene en su interior células fotovoltaicas, las cuales se encargan de llevar a cabo la transformación. Una vez que la energía ha sido transformada, la corriente es almacenada en una batería interna. Lo que esto permite es que podamos disponer de la energía cuando la necesitamos y no tengamos que consumirla directamente en el momento en que se genera. Más allá de que sea la industria de los teléfonos celulares la que más se benefició con los cargadores solares, la realidad es que existen cargadores multifunción que nos permiten conectar muchos tipos de dispositivos a los mismos. Esto se debe a que los cargadores tienen adaptadores que consideran el tipo de enchufe de otros dispositivos electrónicos, como notebooks, ebook Readers, mp4 ,etc.

   

Su funcionamiento

 

cargador solar para llevarEn relación al funcionamiento, a la hora de utilizar nuestro cargador solar podemos cargar la batería interna poniéndolo directamente al so lo si tenemos un enchufe, también existe la posibilidad de cargarlo allí. Por lo general al exponerlo al sol el cargador tarda entre 4 y 10 horas en lograr una carga completa, siendo el tiempo menor si realizamos este proceso de manera eléctrica. Aunque muchas veces no tengamos tiempo para realizar una carga completa, una media carga ya nos puede dar un buen margen para operar con la batería. Muchas personas se preguntan cuánto tiempo dura la batería.

Esta va durando de acuerdo a la frecuencia con que la vamos utilizando, por lo cual tendremos que graduar el consumo si no tenemos posibilidad de recargarla de manera eléctrica, sabiendo que dependemos de las horas de sol para hacerlo. Una de las principales desventajas del cargador solar es que con el mismo dependemos del clima para poder cargar la batería. Aunque los días nublados nos proporcionan igualmente energía solar, la carga de la batería no será igual de rápida un día de sol que un día lluvioso. Si estamos lejos de una fuente eléctrica, lo mejor será aprovechar los días de sol para tener la batería cargada aunque no la necesitemos, debido a que así podremos crear una reserva para cuando el clima realmente no nos acompañe. En los viajes muchas veces los bolsos sufren golpes, y si el cargador se encuentra dentro de ellos también puede sufrir. Por esta razón será importante que tengamos mucho cuidado con dónde llevamos el cargador. La placa solar que el mismo lleva adentro es frágil, por lo que será importante que el producto se encuentre protegido.

Otro punto importante a aclarar es que cuando viajamos y queremos colocar el cargador en un enchufe, tendremos que tener el adaptador correspondiente al país. Aunque el enchufe estándar del cargador es bastante amplio será importante tener en cuenta el tipo de enchufe del país al cual viajamos de forma de poder utilizar el cargador también en la ciudad. Muchas veces cuando estamos en el tramo de un viaje a la naturaleza donde nos encontramos en una gran ciudad ocurre que es difícil cargar la batería del cargador con energía solar, y resulta más fácil enchufarlo. Lógicamente como llevar dos cargadores, uno solar y otro no será ridículo será importante poder lograr enchufar el solar correctamente.

Como vemos, las ventajas del cargador solar son muchas, siendo la más importante el hecho de poder prescindir de una fuente de energía fija para tener electricidad. Ahora será cuestión de ver cuáles son los dispositivos electrónicos que queremos cargar y de encontrar un cargador que los pueda recibir de manera correcta. Debido a la gran cantidad de oferta de cargadores en el mercado, y debido a que todos tienen una apariencia similar, es recomendable que antes de comprar podamos leer las especificaciones de cada uno, de forma de asegurarnos que sean compatibles con nuestras necesidades.