Termo solar

 

Hasta hace no mucho tiempo la aplicación de energía solar para la utilización de dispositivos móviles no era un campo muy explorado. No hace mucho se empezó a explorar la posibilidad de producir energía solar y aplicarla a nuestros aparatos de uso cotidiano. Una de las razones por la que se empezó a pensar en el termo solar es la gran contaminación que implican los productos que se utilizan para lograr mantener el calor dentro de un recipiente.

termo solar pequeñoAunque la exploración que llevó a la creación de los termos solares es reciente, existen muchas compañías que hae mucho tiempo producen colectores de uso doméstico que calientan agua a través de la energía solar. El único precurso que vemos del termo solar es la cocina solar. Este dispositivo nos permite perfectamente calentar el agua, sin embargo tiene el inconveniente de que no puede mantener el calor de la misma por mucho tiempo. Además estos resultan aparatos muy grandes y casi imposibles de transportar, por lo cual su practicidad es nula.

El termo solar en cambio combina estas dos facultades. Muchas veces se piensa que este tipo de termo es solo para mantener el calor, como lo hacen los convencionales, sin embargo el mismo también tiene la facultad de calentar. Resumidas, las tres características principales del termo solar son: calentar el agua con la energía del sol, almacenarla en un termo regular para utilizarla luego y lograr poderla transportar.

Pero, ¿cómo funciona el termo solar? El mismo carga energía a través de un grupo de espejos reflectores, los cuales van haciendo que la temperatura dentro del contenedor aumente más y más hasta llegar al punto ideal. En los primeros modelos que se realizaron se pudo establecer que se necesitaban 120 minutos para calentar el agua a 70 grados centígrados. Estos fueron los resultados arrojados al realizar las versiones artesanales. Debido a que estos resultados eran medianamente buenos, se comenzó a trabajar en la producción en masa del termo solar. Este proceso se realizo la ayuda con simuladores digitales que imitaban al producto terminado de forma de poder ver cuáles eran las características a conservar y cuales no. Junto con el mejoramiento de la eficiencia del termo también se comenzó a pensar en la estética, algo fundamental a la hora de vender el producto. Más allá de que el termo fuera eficiente, nadie tiene interés en comprar un producto que no tenga un lindo aspecto.

   

Un modelo renovado

 

termo solar con panel integradoTras el mejoramiento del modelo se obtuvieron resultados realmente interesantes, pudiendo llegar a calentar 80 litros de agua a una temperatura de entre 20 y 80 grados en un período que oscilaba entre 45 minutos y una hora, dependiendo del momento del año. La estación en la que nos encontramos será un factor fundamental que determinará la rapidez con la que el termo solar llevará a cabo su labor. Ciertamente en invierno el proceso será lento, mientras que en verano contará con bastante rapidez. Lógicamente los tiempos que se manejan con un termo solar nunca se podrán comparar en rapidez con los de, por ejemplo, una pava eléctrica. Sin embargo en lugares alejados de fuentes eléctricas tradicionales calentar agua a 80 grados en menos de una hora puede llegar a ser un tiempo aceptable. Tendremos que tener en cuenta que los lugares donde los termos solares más se utilizan son los lugares donde no hay forma de calentar una pava tradicional ni una eléctrica. Esto nos habla de lugares donde no existe una conexión de gas ni una conexión eléctrica tradicional, por lo cual los tiempos del termo eléctrico resultarán realmente satisfactorios.

Cuando pensamos en estar de camping y en utilizar un termo solar, lo relacionamos con el agua para un te, o también para café, sin embargo no tenemos e cuenta que el agua se puede utilizar también para preparar una sabrosa sopa u otro tipo de comidas, por lo que el uso del termo puede ser más amplio de lo que imaginamos.

En relación a los precios, debido a que hoy en día existen muchas marcas en el mercado que comercializan termos solares, nunca es difícil encontrar uno por medianamente poco dinero.

Lógicamente un termo de este tipo puede llegar a costar un poco más que uno convencional, sin embargo es importante pensar en los beneficios que este dispositivo nos da, entre los cuales se destaca principalmente la practicidad. Con respecto al tamaño, las presentaciones más usuales son los termos con capacidad para albergar medio litro o un litro de agua. Los primeros se reservan para el consumo individual mientras que los segundos alcanzan para abastecer a dos o tres personas. Existen también presentaciones de un litro y medio, aunque las mismas son ya más inusuales. Tenemos que considerar que el termo lleno pesa bastante, y que el de un litro y medio puede resultar complicado de transportar.